Discos de desbaste rígido versus desbaste con abrasivos flexibles

Es importante conocer la diferencia entre los discos abrasivos de desbaste rígido y los discos para desbastar flexibles, solo así se puede tener la seguridad de adquirir los abrasivos correctos

La fabricación de las herramientas abrasivas en la mayoría de los países se rige por unas normas muy estrictas y con el fin de reducir en todo lo posible el riesgo de accidentes la ley exige unas precauciones básicas en su almacenaje y uso ya que se trata de productos sometidos a altas solicitaciones mecánicas y con riesgo elevado de sufrir de roturas.

Su almacenamiento debe hacerse en un lugar fresco y seco, evitando grandes variaciones de temperatura. Los abrasivos deben almacenarse a una temperatura de 18-20º y una humedad relativa de 45-65%.

Con el fin de asegurar la calidad de las herramientas abrasivas fabricadas, se han desarrollado sistemas de homologación y así, en Europa los fabricantes se han reunido en torno a la Federación Europea de Productos Abrasivos (FEPA) y han creado un código con el que marcan las herramientas que cumplen con sus valores estándar.
Más específicamente para los temas de seguridad, en Europa se creó la entidad certificadora OSA, que vela por que todos los productos cumplan unos parámetros mínimos de seguridad cuando están en funcionamiento. Los productos certificados por esta entidad llevan una marca que les informa de que han superado los ensayos correspondientes. Es muy importante que emplee sólo aquellos abrasivos marcados con el logo OSA.

La utilización de las herramientas abrasivas no debe sobrepasar la fecha límite de empleo si el fabricante así lo ha indicado, y, en cualquier caso, no deben sobrepasarse los tiempos de almacenaje establecidos por FEPA: 3 años para los productos de aglomerante de resina, 5 años para el caucho y 10 años para los vitrificados o cerámicos.

Hay que tener en cuenta una serie de recomendaciones de seguridad para que accidentes graves no sucedan. En FEPA entramos todas las normas de seguridad para el desbaste correcto de abrasivos rígidos y desbaste para abrasivos flexibles:

Abrasivos rígidos
Abrasivos flexibles

 

Discos abrasivos de desbaste rígido

Estas herramientas, las mallas del soporte están compuestas por una rueda de fibra de vidrio compacta y sólida, lo que permite una gran resistencia al esfuerzo mecánico, soportar grandes temperaturas y una gran velocidad que debe venir indicada por el fabricante en la etiqueta de cada producto.

*Importante: No superar nunca la velocidad indicada en la etiqueta de la herramienta ya que el abrasivo puede salir de la máquina y generar grandes problemas físicos.

Los abrasivos de desbaste rígido se presentan en una gama muy amplia de herramientas, como son discos (de corte, desbaste, etc.), muelas (en una gran variedad de formas), fresas, etc. Según la aplicación que se desee, estos abrasivos se comercializan con una gran variedad de formas.

El trabajo con abrasivos de desbaste rígidos implica grandes desventajas:
Mayores costes de consumibles: El precio unitario de cada disco es elevado en comparación con sus análogos flexibles

Baja calidad de acabado: La rigidez del aglomerante que sostiene los granos abrasivos conduce a dejar marcas sobre las piezas que en muchos casos deben ser rectificadas a posteriori

Mayores tiempos de proceso: La capacidad de penetración en las piezas de un grano abrasivo embebido en un aglomerante es limitada y ello conlleva una prolongación del proceso

Roturas de aristas: La rigidez del soporte provoca defectos en cantos o aristas
Además, el desbastar con este tipo de abrasivos generan graves riesgos para los operarios, como:
Riesgo de accidente grave por rotura: En caso de rotura accidental, los daños que pueden llegar a causar los fragmentos cortantes o punzantes a las elevadas velocidades de funcionamiento pueden provocar heridas gravísimas o hasta riesgo de muerte para las personas que se hallan en las proximidades

Síndrome de la mano blanca o de Raynaud: Está probado que un trabajo continuado con herramientas que transmiten vibraciones al operario puede provocar este trastorno del flujo sanguíneo que torna blancas las manos del afectado

Dolores musculares: La fuerza que deben aplicar los usuarios para lograr el arranque de viruta con discos rígidos hace que se resientan los músculos del operario tras muchas horas de trabajo

Ruidos: La OMS está cada vez más concienciada sobre los efectos nocivos que los ruidos ejercen sobre nuestro cerebro y sistema nervioso, dejando aparte los problemas auditivos que se pueden causar. Los discos rígidos provocan altos niveles de decibelios y la protección auditiva no siempre filtra todos estos efectos de forma total

 Mayor peso de las máquinas: El tipo de máquinas empleadas con grandes discos de desbaste (de hasta Ø230 mm) tienen unos niveles de peso considerables (>5 Kg). Ello produce fatiga en los operarios, los cuales tienden a bajar su rendimiento por agotamiento

 

Accidentes graves
Síndrome de la mano blanca
Evidentemente, estos riesgos para los operarios reducen considerablemente la productividad.

 

 

Discos abrasivos flexibles para desbastar

Los discos abrasivos flexibles han sufrido una vertiginosa evolución en los últimos años, que les han convertido en la opción más rápida y segura para tareas de desbaste.

Los discos flexibles con grano cerámico ya suponían una opción interesante unos años atrás, ofreciendo capacidades de arranque de material por unidad de tiempo de hasta dos veces el que podía llevar a cabo un disco rígido de desbaste.

La última evolución de VSM, su gama ACTIROX, ha añadido a las elevadas propiedades mecánicas del grano cerámico, la capacidad de penetración del grano conformado como pequeños y afilados triángulos, que penetran en las piezas con una gran facilidad, al estar anclados por su base y con las aristas punzantes de cara a la pieza procesada.

Gracias a ello, podemos más que triplicar la capacidad de arranque de un disco de desbaste convencional.
La microestructura de cada grano permite que conforme va trabajando el desgaste se produce controladamente, ofreciendo nuevas aristas cortantes que alargan la vida útil del abrasivo.

El ACTIROX AF890 dispone además de un aditivo refrigerante que permite desbastar aceros aleados o malos conductores térmicos sin provocar defectos. En cambio, la opción ideal para aceros de baja aleación es el ACTIROX AF799.

La flexibilidad de este tipo de discos, que podemos completar con platos de soporte blandos, permite una la adaptación a la superficie que mejora el acabado obtenido. Cuanto más flexible sea el sistema completo (plato-disco) mayores son las ventajas ergonómicas para el operario que realiza las tareas: menor peso de las máquinas, menor necesidad de ejercer presión por la agresividad del disco, menores vibraciones y ruidos que le provocan mayor confort.

A nivel de seguridad, pese a que cualquier herramienta puede resultar peligrosa cuando se trabaja a elevadas velocidades, un disco abrasivo flexible minimiza mucho los riesgos que comportan los discos rígidos. En caso de rotura, la levedad de las lesiones no debe tener ninguna o poca repercusión siempre que el operario trabaje protegido adecuadamente.

VSM · VITEX ABRASIVOS IBERICA, S.A.U.
Ctra. de Molins de Rei, 79A, Nave 8
08191 Rubí (Barcelona)

T +34 936973411
F +34 936973450
info.es@vsmabrasives.com 

Autor: Blog VSMabrasives

VSM es uno de los fabricantes líderes del mundo y la primera elección cuando se trata de abrasivos flexibles para el sector industrial y comercial, ofreciendo una amplia gama de soluciones de lijado de alta calidad. Con más de 150 años de experiencia, sabemos de abrasivos como nadie. Calidad superficial perfecta, altas tasas de arranque de material y larga vida útil: todo esto manteniendo a la vez un alto rendimiento de corte. Eso es lo que distingue a los abrasivos VSM de otros productos abrasivos y lo que aprecian nuestros clientes de todo el mundo.

2 opiniones en “Discos de desbaste rigido versus desbaste con abrasivos flexibles”

  1. Muy buen artículo. Además de todo lo dicho, mucha gente prefiere el abrasivo flexible, ya que, el periodo de adaptación al proceso de desbaste de una persona no experimentada es mucho menor con “lija” que con “piedra”. Cualquier operario sin experiencia será capaz de hacer un trabajo bien hecho mucho antes que con el abrasivo rígido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *